• Twitter
  • Instagram

©2019 by IIGT. Proudly created with Wix.com

 

ALGUNOS TITULARES

 

Adolescentes y redes sociales, una relación inevitable

 

El cambio que decide nuestras vidas. Estamos inmersos en una revolución tecnológica sin precedentes, que enfrenta al hombre a enormes retos políticos, económicos y morales.

 

El móvil se convierte en tu segundo cerebro

 

La automatización cambiará nuestra vida de forma dolorosa y duradera.

 

Psicología del consumo. La respuesta a la gran duda: ¿nos precipitamos cuando compramos online?

Por agenda social entendemos, por un lado, los procesos efectivos de socialización tanto en sus aspectos prácticos –usos, costumbres- como teóricos –ideologías vigentes-; por otro, el uso efectivo de los derechos sociales vinculados a los valores de igualdad y solidaridad. Nuestra sociedad aspira a ser igualitaria, tanto en derechos como en oportunidades y recursos, y solidaria con los más desfavorecidos. El desarrollo de los móviles y de la economía de/en la red, ¿promueve o dificulta la igualdad propia de una ciudadanía democrática? Prestamos especial atención a los problemas ecológicos derivados del uso de las tecnologías, a las repercusiones de la globalización digital, a la llamada economía del “1”%. Además, nos preocupa como incide el uso del móvil en los comportamientos de sus usuarios, muy especialmente en los procesos de socialización en los que nuestros adolescentes están inmersos. En el presente apartado el visitante se encontrará con la recensión de una serie de artículos en los que se informa sobre las repercusiones de la tecnología de la red para la agenda social…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Y recomendamos el siguiente documental ilustrativo...

 

 

 

 

Conclusiones provisionales.

A tenor de los artículos abordados la sociedad digital compromete la agenda social del modo siguiente:

1º, La socialización de la red amenaza con segregar, en procesos de exclusión tecnológica, a quienes no se suman a la interacción en red. Este es un dato prioritario a la hora de determinar si el uso de la red es “libre y gratuito”, como sus adalides proclaman, o si se ve compelido por formas más o menos sutiles de coacción social;

2º, La economía de red se ejerce en términos efectivos de enormes oligopolios donde unas pocas empresas –fundamentalmente estadounidenses, cuando menos por ahora- se reparten el mercado mundial de las comunicaciones y comercio-red.

3º, La economía de la red amenaza las redes de comercio tradicional con márgenes ridículos lo que, sumado a la robotización previsible del sector servicios, apunta a una modificación rápida y traumática del mercado laboral, con enormes tasas de paro estructural.

Aunque, por supuesto, hay quien defiende que los nuevos nichos de empleo sustituirán eficazmente a los tradicionales destruidos, y que la compra digital es más reflexiva que la compra offline.

¡Gracias por su visita!